LA GRAN CARRERA

Una competencia que va camino a convertirse en un clásico en donde confluyen pasión, naturaleza, prestancia y, por sobre todas las cosas, camaradería y fair play.

Fueron cerca de 60 autos clásicos y deportivos con la distinción y nobleza que les otorga el haber nacido muchas décadas atrás. Sus tripulaciones fueron binomios que llegaron de los más diversos puntos del país e, incluso, del extranjero, como el caso de competidores de Italia y Chile. La Gran Carrera tuvo su XII edición organizada por el Buenos Aires AutoSport y el Club de Autos Clásicos y Sport del Norte y con la compañía de Audi Argentina como principal main sponsor. La competencia recorrió caminos de Salta, visitando lugares encantadores como Santa Rosa de Tastil, Cabra Corral y Cafayate, entre otros. Como sucede desde siempre en esta carrera de regularidad, la combinación resultó perfecta: competencia deportiva, paisajes exquisitos, hotelería Premium, gastronomía deliciosa y la entrañable hospitalidad de la gente de la región. El final de la Gran Carrea, tras las 3 etapas, fue en el autódromo Martín Miguel de Güemes de la capital provincial, en donde la precisión se debió combinar con la conducción deportiva. Durante la cena de premiación, realizada en el Sheraton Hotel Salta, recibieron el primer premio el binomio local integrado por Fernando Nocetti y Alejandro Bonari, con Triumph TR3 1962, quienes se adjudicaron la Copa Audi, una magnífica escultura realizada por el artista rosarino Esteban Serassio, que reproduce el Auto Unión que obtuvo el récord de velocidad en 1938. Fue la cuarta oportunidad en que Nocetti gana la Gran Carrera. En esta ocasión, Nocetti y Bonari, y tras las 120 pruebas pautadas, sumaron 827,82 puntos, casi 400 menos que sus más inmediatos perseguidores. Fueron escoltados por los porteños Rodolfo González y Jorge Barbosa, con Austin Healey 100/6 de 1957, en tanto el tercer escalón del podio fue para los italianos Luigino Gennaro y Giovanni Adorni, con Alfa Romeo Giulietta Spider 1960.

carrera
  • 730x730-GRAN CARRERA-4.jpg
    El Escenario

    En el noroeste argentino el escenario es casi soñado. Caminos solitarios, como escondidos en medio de una naturaleza que invita a descubrirlos. Colores que van del verde intenso a los ocres más áridos. Cuando se detiene el bullicio transitorio el silencio se transforma en reflexión. Los principales protagonistas, autos clásicos que mantienen su elegancia y prestaciones como cuando nacieron, muchos años atrás.

  • 730x730-GRAN CARRERA-5.jpg
    Recorrido

    La conjunción de ámbitos naturales magníficos, caminos que incitan a recorrerlos de cara al viento y al sol, una hotelería de alta calidad, y una gastronomía refinada dan por resultado la Gran Carrera donde el valor más sobresaliente es la camaradería.

La Gran Carrera nació una noche de 2007, en Perú, cuando un grupo de amigos pensaron sobre manejar desde Salta hasta Cusco para correr el Rally Andino. Desde entonces, pasaron 12 ediciones de esta competencia que enhebra rutas inigualables, paisajes sugestivos, inolvidables experiencias de manejo, e innumerables historias y anécdotas que permanecen en el recuerdo. Se trata de una competencia de regularidad para autos de época en la que constituye factor determinante para la clasificación el cumplimiento de los tiempos establecidos para recorrer los diversos sectores –más de 100 pruebas- en los que debe ser subdividido un recorrido (controles horarios) y determinados trayectos del mismo (pruebas cronometradas y de navegación).

  • 730x730-GRAN CARRERA-2.jpg
    Regularidad

    Se trata de una competencia de regularidad en donde la precisión y el manejo muy fino de los tiempos resultan fundamentales para ganar.