1300x551_AOT_DIV_121018.jpg
Cambio de líquido de frenos Para Audi, es esencial mantener en buen estado todos los elementos que preservan su seguridad y la importancia del cambio de líquido de frenos, es uno de los fundamentales.

Con el tiempo, el líquido de frenos absorbe humedad variando las propiedades del aceite, así como el comportamiento en el uso del sistema de frenado del vehículo.

Para un mayor control de su conducción, le recomendamos que el cambio de líquido sea cada 2 años.

En los Servicios Oficiales Audi le proporcionamos el concepto de mantenimiento más desarrollado para que su vehículo esté siempre en las mejores condiciones.

Anteriormente, las intervenciones flexibles de nuestro servicio se hacían entre los 15.000 y los 30.000 km, o a los 2 años dependiendo del kilometraje anual; y únicamente se procedía al cambio de aceite.

Pero Audi va más allá, implementando un nuevo sistema de mantenimiento más desarrollado, que desvincula el cambio de aceite en los vencimientos de las inspecciones y estudiamos los sucesos de Servicio supeditados al kilometraje y al tiempo.

De este modo, en ciertos modelos de Audi como el Audi A5, Audi A3 y Audi TT, la información que aparece en el cuadro de luces, indica el momento en el que su vehículo necesita renovar el líquido de frenos independientemente de las revisiones que tenga que pasar el vehículo.