Mild Hybrid

Una importante novedad en la motorización del Audi A8 es la red de a bordo de 48 voltios, que es la base para más eficiencia y confort.

Una batería de iones de litio de 10 Ah adicional, montada en la parte trasera del vehículo, sirve como acumulador de energía. Mediante un alternador-motor de arranque de correa (RSG), que sustituye a la polea convencional, se puede almacenar la energía de frenado en la batería.

La energía almacenada se puede utilizar para el funcionamiento de la electrónica del vehículo, descargando de trabajo al motor, o devolverla al alternador-motor de arranque de correa para poder usarla como par motor (aceleración) adicional.

Esta tecnología permite que el A8 pueda “avanzar por inercia” con el motor desconectado hasta 40 segundos entre los 55 y los 160 km/h. En cuanto el conductor vuelve a pisar el pedal del acelerador, el alternador-motor de arranque de correa, en calidad de motor eléctrico, aumenta las revoluciones del cigüeñal. Cuando este gira con el régimen necesario, se vuelve a conectar suavemente el motor de combustión.