Audi Adaptive Cruise Control

Asiste al conductor durante la aceleración, el frenado, el mantenimiento de la velocidad y la distancia, así como durante el seguimiento en tránsito. Como resultado, el confort de viaje puede aumentarse especialmente en rutas de larga distancia y situaciones de tránsito denso. El sistema reconoce las marcas de carril, los edificios periféricos, los vehículos en los carriles secundarios, así como también aquellos que están delante y detrás. De esta información, el sistema crea una ruta virtual y guía al vehículo en ella. Una intervención de apoyo de dirección ayuda al sistema a guiar el vehículo de manera constante en el medio del carril. Al mismo tiempo, la velocidad establecida en el control crucero tradicional se mantiene constante, mientras que el sistema reacciona ante los vehículos que se encuentran adelante con un control de distancia prestablecido.

En todos los rangos de velocidad el asistente de conducción adaptable utiliza el radar instalado en la parte delantera del vehículo, la cámara frontal y los sensores ultrasónicos para controlar continuamente el entorno.