TECNOLOGÍA EN MOVIMIENTO

La conjunción no puede ser mejor: un diseño elegante pero con temperamento deportivo y un motor que despierta pasión, hacen del RS 3 un modelo fuera de serie.

El alma de un auto de competición descansa bajo el capot.

La sigla RS está reservada para las versiones más radicales de Audi, tanto en diseño como en potencia y prestaciones. Los modelos que portan este signo de distinción exhiben un carácter marcadamente deportivo y hacen gala de la más refinada tecnología y capacidad dinámica. Basados en vehículos convencionales, , estas versiones incluyen todos los estándares de comodidad, lujo y sentido práctico de los vehículos de serie. Situado por encima de la línea "S" ("Sport"), los vehículos con la especificación RS ("Renn Sport", del alemán "deportivo de carreras") suelen ser producidos en unidades limitadas y por períodos de tiempo no muy extensos. De esta forma, el nuevo Audi RS 3 Sportback se planta a la vanguardia deportiva en el segmento compacto con el motor más poderoso de cinco cilindros en el mundo. El Audi RS 3 Sportback luce un aspecto excepcional desde cualquier perspectiva. La parrilla Singleframe con forma de panal de abejas y el anagrama quattro, las amplias tomas de aire y los marcados zócalos representan el espíritu RS. El pronunciado paragolpes ensancha la parte frontal del vehículo. El marcado spoiler trasero del techo, el distintivo difusor con líneas verticales, así como los dos escapes ovales componen la llamativa zaga. Las ruedas de aleación de 19 pulgadas con diseño rotor de cinco brazos y los discos de freno en el tren delantero, reflejan su extraordinario rendimiento. Todo para ofrecer una experiencia de conducción absolutamente emocional.

Tecnologia en movimiento
RS3

Audi RS3 Sportback

En el interior se respira deportividad por los cuatro costados. De esta manera, estamos prácticamente en un vehículo de alta competencia.

Un frente con absoluta personalidad, donde el trabajo de diseño se centra en marcar la dinámica de líneas puras, pero con una musculatura que impone una presencia indiscutida con detalles propios en la parrilla como las siglas RS y los cuatro anillos. La transmisión de doble embrague de siete velocidades S tronic y la tracción total permanente quattro, transfieren la brutal potencia de los cinco cilindros al piso en conjunto con la suspensión deportiva opcional RS plus con control de amortiguación adaptativo.Se trata de un atleta de aluminio. El poder del Audi RS3 Sportback descansa en el motor cinco cilindros de producción en serie más poderoso del mundo: el 2.5 TFSI. Este impulsor entrega 400 caballos de potencia, 33 CV más que el motor anterior y es 26 kilogramos más liviano gracias a su cárter de aluminio fundido. Su par máximo de 480 Nm está disponible a partir de revoluciones tan bajas del motor como las 1.700 y permanece constante hasta las 5.850 rpm.
Estos valores le permiten llegar de 0 a 100 km/h en tan sólo 4,1 segundos. Y este inmenso poder de tracción va acompañado del inconfundible sonido del cinco cilindros en línea. Para una mejor preparación de la mezcla, el nuevo motor 2.5 TFSI emplea doble inyección en la entrada colector y en las cámaras de combustión. En el lado del escape, el sistema Audi valvelift controla la duración de la apertura de la válvula dependiendo del acelerador y la velocidad del motor, para un consumo de combustible moderado a baja y parcial carga, así como una respuesta más espontánea del acelerador y un alto nivel de fuerza de tracción a plena carga.
En Argentina, la velocidad máxima que alcanza es de 280 km/h (limitada electrónicamente de fábrica).

Cabina virtual
Totalmente digital muestra los datos del sistema de infoentretenimiento y está disponible para quienes lo deseen.
Pantalla especial
desplaza el tacómetro hacia el centro, mostrando en uno u otro lado las lecturas del par, las fuerzas G y la presión de los neumáticos.
Modos
Se puede variar la entrega de potencia según los modos confort, dynamic, y auto, además de modos personalizables para actuar sobre las reacciones del cambio, del motor, de la dirección, del sonido del propulsor y de la tracción quattro.
Tapiceria
Los emblemas RS están estampados en los respaldos de los asientos delanteros.

Este tipo de motores, son un objeto de culto para todos los amantes de los automóviles. Gracias a los premios alcanzados en diferentes competiciones, su fi abilidad, su rendimiento y su economía, el cinco cilindros se impuso como parte del slogan de la marca. El primero
en llevarlo fue el Audi 100, en 1976. Desde ese momento, Audi ha trabajado con motores de cinco cilindros atmosféricos, sobrealimentados, diésel y gasolina, de inyección directa, indirecta, y carburación, en productos de calle y competición.
En 1980, Audi incorporó nuevas dotaciones al motor de cinco cilindros: el Audi quattro “original”, uno de los modelos más reconocidos de la marca, contaba además con turbocompresor, intercooler y tracción permanente a las cuatro ruedas. En 1983, con el triunfo de Hannu Mikkola en el Campeonato Mundial de Rally, la marca logra posicionarse en el mundo del automovilismo y desarrolla una nueva versión más poderosa: el Audi Sport quattro, el modelo más potente construido hasta el momento por una marca alemana para uso en ciudades. Este motor cinco cilindros entregaba una potencia de 306 CV en su versión urbana y hasta 360 CV en la de competición.

En 1984, Audi logró el título de Marcas y apostó a más: lanzó el Audi Sport quattro S1, un auto de competición que entregaba 598 CV y que, en 1987, llevó al piloto Walter Röhrl a ganar la Subida al Pikes Peak (EE.UU.).

Audi continúa su racha ganadora: este año se impuso nuevamente en los “Premios al Motor Internacional del año” por novena vez consecutiva. El jurado seleccionó este año al 2.5 TFSI como el mejor motor en la categoría de 2 a 2.5 litros.

Sus 400 CV lo convierten en el cinco cilindros de producción en serie más potente del mercado mundial. Los miembros del jurado de los "Premios al Motor Internacional del Año" elogiaron el impresionante par motor de 480 Nm que está disponible a apenas 1.700 rpm, así como el sonido distintivo de la unidad turbo. Este sonido es creado por cilindros vecinos que disparan alternativamente a cilindros más distantes, lo que resulta un ritmo único.